Tatuajes Temporales

Los tatuajes están en su época de mayor esplendor no solo los tatuajes clásico sino también los tatuajes temporales. Ahora que se han hecho tan populares y comunes entre las personas, mucha gente decide hacerse uno. Por tal motivo, es normal ver a tanta gente con uno cuando caminas por las calles de tu barrio, cuando prendes la televisión o cuando tomas los transportes públicos.

Así como tanta gente quiere un tatuaje, la realidad resulta ser otra para algunos. Hay que admitir que no todo el mundo tiene el dinero suficiente para hacerse uno. Sí, los tatuajes no son lo más barato del mundo y menos cuando quieres hacerte uno grande o uno complejo. Y puede ser que este sea tu caso.

Capaz eres estudiante y no tienes plata para hacerte uno… o simplemente tus padres no te dejan.

Pero podría pasar que resultes ser una de esas personas que no puede decidir si hacerse un tatuaje por cierto motivo. Hay que recordar que estamos hablando de tinta que queda permanentemente en tu piel.

Si alguno de éstos es tu caso –aunque podría ser por otro motivo no mencionado–, ¡nosotros tenemos la solución!

¿Recuerdas cuando te hacías los tatuajes temporales que venían con el paquete de galletitas? Seguro pasabas horas y horas con eso puesto y te sentías la persona más genial del mundo.

¡La solución que te traemos hoy son justamente los tatuajes temporales!

 Ahora serás capaz de tener todos los tatuajes que quieras, y si ya no los deseas,  en un corto periodo de tiempo ya no los tendrás más. No son dolorosos ni causan molestia y son mucho más económicos que los tatuajes permanentes.

¡Así de sencillo es y hay muchas formas de hacérselos!

Uno de los tatuajes temporales más populares de estos tiempos, son los tatuajes henna.  ¿Ya has escuchado de ellos? Seguramente sí ya que se han vuelto muy virales con la ayuda de las redes sociales.

El henna es un pigmento natural que reposas sobre tu piel por un lapso corto de tiempo y luego, al retirarlo, deja una mancha sobre tu piel que se irá luego de unos días. ¡Pero ten cuidado! Tenerlo tanto tiempo puesto provocará que el pigmento se te pegue a la piel al punto de que será difícil sacarlo. Así que si eliges esta técnica, úsalo con mucho cuidado.

Otra alternativa son las clásicas calcomanías. Son los muy conocidos tatuajes que se pegan a la piel y se les hecha agua encima. ¿Quién no recuerda hacer esto cuando era chico? ¡Seguramente tú también lo hacías! Con frotar tu piel, podías borrarlo y si no lo hacías quedaba por unos cuantos días.

El único problema es despegar bien el papel adhesivo de la piel luego de mojarlo. A veces el tatuaje termina arruinándose porque una parte de él sigue adherido al papel.

Si crees que este no es el método para ti, también hay otras formas de hacerte estos tatuajes temporales.

Los tatuajes temporales son la mejor alternativa a los tatuajes permanentes

También existen los tatuajes en aerosol. Este método es muy usado entre las estrellas de cine. Sólo necesitas ir a un centro especializado donde te pintarán con aerosol especial en la zona donde te quieres hacer el tatuaje y luego sobre éste, te colocarán una plantilla con el diseño. ¡Y ya está! Así de sencillo es.

Y sino, puedes recurrir a los tatuajes solares, aunque en este caso, estarías corriendo un gran peligro al estar expuesto al sol. Esta forma consiste en cortar una forma en una prenda y luego ponértela. Así el sol entrará por las perforaciones y tostará tu piel. Al final, tendrás una quemadura en la forma deseada.

Este último método es el que menos recomendamos. Puede llegar a sonar divertido y tentador-especialmente cuando estamos de vacaciones- pero mucha exposición de piel a la luz del sol podrá causar, en el peor de los casos, cáncer de piel. ¡Así que preferiblemente evita este último método  y ponte mucho protector solar!

En cuanto al diseño del tatuaje, ya existen de por sí varios dibujos predeterminados que puedes pedir con un solo “click”, pero también tienes la posibilidad de personalizar uno. ¿Hay un diseño que te gustaría tener pero no lo has encontrado en ningún lado? No te preocupes que puedes pedir que te lo hagan. Lo único negativo es que probablemente te cueste más plata.

Al decidir hacerte un tatuaje temporal, debes tener en cuenta las alergias y la condición de tu piel porque un producto mal puesto puede causar una infección o una reacción severa. Especialmente con los tatuajes henna.

A veces se utiliza el henna negro en vez del natural porque su tinte es mucho más intenso y porque penetra la piel en menor tiempo. Sin embargo, como su uso está regulado por cosméticos  poco comunes, no es posible aplicarse directamente en la piel, en las cejas o en las pestañas.

Los que más corren riesgo frente al henna negro son los niños ya que pueden sufrir enrojecimiento, ampollas, lesiones rojas supurantes, pérdida de pigmentación, aumento de la sensibilidad a la luz solar e incluso cicatrices permanentes. En el peor de los casos, puede originar una infección renal grave. 

Así que primero consulta con médicos y luego busca lugares profesionales donde te puedan hacer los tatuajes temporales. Aunque sea un poco más caro, es mejor invertir en un producto seguro que en un tatuaje que nos cause posible problemas.

También considera el tiempo que quieres llevar puesto el tatuaje porque dependiendo del método, el diseño puede llevar entre dos días o hasta una semana o un poco más.

Parece agotador tener que pensar en cada pequeño detalle cuando estamos hablando de un simple tatuaje temporal, ¿no? Pero como dicen, es mejor prevenir que curar. Así que aunque te fastidie, lo mejor para ti será que inviertas tu tiempo asegurándote del tatuaje temporal que quieres.

Esperamos que el artículo te haya servido a decidirte en si hacerte un tatuaje temporal -o no-  y a ser más cuidadoso con lo que te pones sobre a piel.

¿Tienes planeado hacerte un tatuaje temporal?


[Total:1    Promedio:5/5]